viernes, 14 de agosto de 2015

Desenmascarando al estafador

Puse un anuncio en un par de páginas de anuncios clasificados en Internet. Decía que buscaba casa de vacaciones para alquilar, preferiblemente en Peñíscola, y algunas características más que deseaba tuviera la vivienda, fechas que me interesaban, etc. También puse (craso error) cuánto estaba dispuesto a pagar: hasta 600€ la semana y hasta 1000€ la quincena.

Aunque mi intención era honesta, sabia que el anuncio, mencionando cantidades, podía ser atractivo para aprovechados y estafadores, así que tenía que andar con cuidado.

Nada más colgar el anuncio me llega una oferta por whatsapp. A continuación pongo el texto que nos intercambiamos. Los que hemos alquilado otras veces (por teléfono, generalmente) sabemos que la conversación no transcurriría así en caso de un arrendador honesto. Pero quizá lo que más me dio la pista del intento de estafa fue que el teléfono no empezaba por +34 como cualquiera de España, aunque el estafador me dio una astuta explicación que podría haber colado con otra persona más ingenua. Yo, de hecho, tampoco la descarté como válida en un primer momento, aunque la puse en "cuarentena mental" a falta de comprobar otros extremos del "vendedor", como diré más abajo.


He aquí el texto:
(he corregido algunas faltas de puntuación del vendedor para que se entienda mejor el sentido de cada frase. También he separado las frases con líneas en blanco para facilitar la lectura).

dom, ago 9, 2015, 22:12 - ‪+32 465 86 28 64‬: Buenas noches soy propietario particular tengo y alquilo apto [=apartamento] de tres dormitorios con dos baños en primera línea de playa en peñiscola en avenida papa luna 30 complejo albatros con aire acondicionado wifi piscina parking privado

dom, ago 9, 2015, 22:13 - ‪+32 465 86 28 64‬: Solo tengo libre del 23 al 31 de agosto

dom, ago 9, 2015, 22:13 - ‪+32 465 86 28 64‬: Precio 700

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64‬: IMG-20150809-WA0002.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64: IMG-20150809-WA0003.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - +32 465 86 28 64‬: IMG-20150809-WA0004.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64‬: IMG-20150809-WA0005.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64: IMG-20150809-WA0006.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64‬: IMG-20150809-WA0007.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64: IMG-20150809-WA0008.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - ‪+32 465 86 28 64‬: IMG-20150809-WA0009.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - +32 465 86 28 64: IMG-20150809-WA0010.jpg (archivo adjuntado)

dom, ago 9, 2015, 22:16 - Yo: Luego te llamo, que ahora me viene mal.

dom, ago 9, 2015, 22:17 - ‪+32 465 86 28 64‬: De donde sois

dom, ago 9, 2015, 22:17 - Yo : Burgos.

dom, ago 9, 2015, 22:17 - ‪+32 465 86 28 64‬: Pues bien [se refiere a que le llame luego]

dom, ago 9, 2015, 22:17 - Yo : [símbolo pulgar hacia arriba]

dom, ago 9, 2015, 22:19 - +32 465 86 28 64‬: Me llamo jesus de benicarlo a 5 kilómetros de peñiscola

dom, ago 9, 2015, 22:37 - Yo : Estoy cogiendo el autobús. Cuando llegue a casa veo las fotos y te llamo.

dom, ago 9, 2015, 22:38 - Yo : Ese número no es de España.¿?

dom, ago 9, 2015, 22:39 - ‪+32 465 86 28 64: IMG-20150809-WA0001.jpg (archivo adjuntado)


dom, ago 9, 2015, 22:39 - ‪+32 465 86 28 64: De mi locutorio


dom, ago 9, 2015, 23:30 - +32 465 86 28 64‬: Buenas. ¿Estás?


dom, ago 9, 2015, 23:35 - Yo : ¿te puedo llamar a ese número 900? [Me refiero al que aparece en la imagen que me ha enviado con los datos de su supuesto locutorio].


dom, ago 9, 2015, 23:36 - ‪+32 465 86 28 64: No


dom, ago 9, 2015, 23:36 - ‪+32 465 86 28 64: A este


dom, ago 9, 2015, 23:37 - Yo : ¿Porqué no?


dom, ago 9, 2015, 23:37 - ‪+32 465 86 28 64‬: Es número de información general de western unión


dom, ago 9, 2015, 23:38 - ‪+32 465 86 28 64‬: No es el número del locutorio


dom, ago 9, 2015, 23:38 - ‪+32 465 86 28 64‬: Mi numero es 0032465862864


dom, ago 9, 2015, 23:38 - Yo : Este es de Bélgica.


dom, ago 9, 2015, 23:39 - ‪+32 465 86 28 64‬: Ya porque la empresa de telecomunicaciones que me da el servicio es hispano belga


dom, ago 9, 2015, 23:39 - ‪+32 465 86 28 64‬: Pero esto es benicarlo


dom, ago 9, 2015, 23:40 - Yo : Las fotos tienen muy poca calidad.


dom, ago 9, 2015, 23:41 - ‪+32 465 86 28 64‬: Pues el móvil la camara es de 8 mpx


dom, ago 9, 2015, 23:50 - Yo : tengo un amigo veraneando en Peñíscola y me dice que puede ir al locutorio para quedar contigo y que le enseñes la casa porque en las fotos no se ve bien.


dom, ago 9, 2015, 23:59 - ‪+32 465 86 28 64‬: Antes tengo que pedirle permiso al inquilo que esta ahora


lun, ago 10, 2015, 0:02 - Yo : Vale. Cuando tengas el permiso me dices.


lun, ago 10, 2015, 0:03 - ‪+32 465 86 28 64: Solo trato con usted no con amigos


lun, ago 10, 2015, 0:03 Yo - ‪+32 465 86 28 64‬: Buenas noches


En esta conversación se observan algunas características que quiero comentar porque pueden servir para descubrir a otros estafadores.

En primer lugar, la casa que me ofrece es de lo mejor que uno puede encontrar en Peñíscola y se ajusta perfectamente a lo que yo pedía en mi anuncio. Así capta mi atención y consigue que yo mantenga el interés.

El precio es un poco alto, pero no tanto como para desanimarme a pelear por ello. No hay que espantar a la víctima (yo) con un precio desorbitado.

Me llama la atención el número de teléfono. No es un número de España (tendría que empezar por +34).

Me dice que me llama desde su locutorio y me manda una imagen de un locutorio que se anuncia en Internet, supuestamente de su propiedad.

Mientras viajo en autobús a mi casa, busco información del nombre que aparece en la imagen ("locutorio Ghani") y me salen varios enlaces con un nombre extranjero de persona en común todos ellos. En ningún caso aparece "Jesús".

Ya empiezo a sospechar (aparte de eso, los locutorios siempre me han parecido lugares muy proclives a actividades poco claras).

Cuando llego a casa le pregunto si le puedo llamar al número gratuito (un 900xxxxxx) que aparece en la imagen. Me dice que no, sólo puedo llamarle al número que empieza por +32.

Mis sospechas se incrementan porque de la imagen se desprende bastante claramente que el teléfono 900xxxxxx es el del locutorio y no tiene nada que ver con Wertern Union, como él afirma.

Busco ese prefijo en Internet y me sale que es de Bélgica. Cuando se lo hago notar me responde con una EXPLICACIÓN TÉCNICA que yo no puedo ni quiero discutir, aunque me suena muy raro.

(Las explicaciones técnicas son un indicio de fraude, porque hoy día la tecnología no deja de sorprendernos y nos tragamos casi cualquier cosa que nos cuenten, por muy increíble que parezca).

El sujeto me pide 700€. Esto es más de lo que yo ofrezco pero al hacerlo él así obtiene ciertas ventajas.

En primer lugar, yo puedo aceptar porque sabe que dispongo de presupuesto hasta 1000€ (aunque lo reservo para la quincena sabe que puedo tirar de ellos, pues pertenecen al capítulo vacaciones), con lo cual ya eleva un poco sus futuras posibles ganancias sobre lo que ofrecía yo.

En segundo lugar, le permitirá realizar una rebaja si yo intento regatear.

En tercer lugar, hace más creíble su impostura, ya que es muy raro encontrar lo que uno quiere por el precio que uno quiere pagar. Si me hubiera ofrecido la casa por 600€ la semana (lo que yo ofrecía) habría sido muy sospechoso.

Por otro lado, me ofrece sólo una semana. Esto también juega a favor de su credibilidad porque es una limitación, algo con lo que tenemos que lidiar habitualmente en la vida. Pero él sabe que está dentro de mis expectativas y que esa semana la tengo libre porque yo había mencionado la posibilidad de una quincena en mi anuncio.

Tendemos a creer que un estafador nos intentará sacar todo nuestro dinero (y lo hará si le dejamos), pero ellos saben que es mejor el 30% sin levantar sospechas que el 100% de nada si asustan a la víctima y hacen que huya.

Otra información vital para el estafador: ¿De dónde sois? (Porque si sois de cerca de Peñíscola podéis hacer algunas comprobaciones y se me cae el chiringuito. En ese caso no merecería la pena el esfuerzo de seguir con el engaño. A los estafadores no les gusta precisamente el trabajar ni perder el tiempo).

Se presenta con un nombre muy español (Jesús) y dice que es de Benicarló, a 5 km de Peñíscola.

Su identidad no se puede comprobar, pero cualquiera sabe que Benicarló es una población cercana a Peñíscola. Es un dato tonto, pero que da confianza a la víctima al reconocerlo como algo sabido.

El estafador (en general) se dirige al corazón de la víctima, ofreciendo algo que esta anhela. Pero sabe que no puede descuidar la mente de la víctima, así que le proporciona datos tontos que al cerebro de la víctima le producen la falsa sensación de que está al control de la situación.
De esta forma es más fácil que la víctima no se dé cuenta de las posibles contradicciones que puede (y suele) haber en el discurso del estafador.

El anzuelo está muy bien echado. Sólo hay que esperar a que pique el pez (yo). La desesperación del pez por encontrar algo juega a su favor.

Como ya dije, yo tenía mis sospechas desde el principio. Ahora explicaré en que me basaba para desconfiar.

EL PRECIO.

El precio es un poco alto para mis expectativas, pero INMENSAMENTE BAJO para lo que piden por algo así en la zona que me dice.

Antes de poner mi anuncio yo ya había visto y consultado muchos anuncios en Internet y sabía aproximadamente los precios de cada zona. Eso era una información valiosa en este caso.

Además, un apartamento en esa zona, a estas alturas de agosto sería casi imposible de encontrar, incluso aceptando pagar el precio que piden o más. ¿Y él lo tiene libre? Lagarto, lagarto...


EL TELÉFONO.

Hay que tener en cuenta que me está llamando con un móvil (whatsapp), mientras que la línea que le puede (muy improbablemente) dar esa empresa hispano-belga es de cable, es decir, terrestre y, por tanto, fija. Luego, no me está respondiendo a porqué yo veo un prefijo de Bélgica en su número de whatsapp, que es necesariamente un móvil. (Un número de móvil NO español, por cierto, usándolo seguramente con wifi en Bélgica, aunque en aquél momento no me di cuenta de que el número de móvil tampoco era español).

A eso se añade que el dueño de un locutorio tendrá, supuestamente, mejores tarifas que el resto de los mortales y podría, mejor que otros, llamarme directamente al móvil, cosa que no hace. En vez de llamarme él, que es lo que haría cualquier propietario que desea alquilar y tiene un locutorio, acepta que le llame yo, aunque finalmente no lo hago.

(En cambio, si está en Bélgica, la llamada le saldría cara, así que usa whatsapp. Esto es otra pista para desconfiar).

¿Compañía hispano-belga? Nunca he oído hablar de tal cosa. La única compañía telefónica española de la que he oído hablar es Movistar. ¿No es un poco raro? Vodafone y Orange son extranjeras.

¿Compañía hispano-belga? Muy bien, pero en España operará con prefijo español, +34.

LAS FOTOS

El estafador me manda unas fotos de muy baja calidad (de 3 a 5 kb cada una). Sospecho que puede haberlas cogido de Internet, así como el texto del mensaje.

Se lo hago notar de forma discreta (sin mencionar, por educación, mis sospechas) y, en vez de mandarme unas fotos buenas, que cualquier propietario tiene en abundancia de su propia vivienda, me sale con que su cámara tiene 8 megapixels. Es una salida de patabanco ya que no puede aportar otra respuesta mejor.

Obsérvese que acude OTRA VEZ a una CARACTERÍSTICA TÉCNICA para justificar algo, aunque aquí la usa mal ya que unas fotos de 8 Mpx tendrían muchísimo detalle y ocuparían mucho, al contrario de las que me manda.

Tal vez espera que yo le disculpe pensando que no sabe configurar la cámara del móvil y por eso hace fotos de tan baja resolución. Es decir, el estafador inspirando lástima a la víctima para tenerla más a su favor y desprevenida.

Pero... ¡un momento! Aunque se van popularizando, tampoco es frecuente que un móvil tenga una cámara de 8 megapíxeles reales. Un indicio también sospechoso.

Yo no voy a discutir nada de esto con él. Sé que un arrendador honesto con unas malas fotos intentaría conseguir otras mejores, aunque tenga que seguir la conversación el día siguiente.  

Un estafador tiene prisa por cerrar el negocio. Pero disimula y juega con las prisas de la víctima que no quiere perder lo que parece a todas luces un chollo. Así que ni se molesta en proponer conseguir otras fotos mejores, como haría un arrendador honesto.

De modo que aquí hay otra pista. No se comporta como yo esperaría de un arrendador normal.

Y una pista más (siempre que pensemos fríamente durante la conversación): ¿no tiene las fotos colgadas en algún sitio de Internet con más información sobre la vivienda? Pues parece que no, porque lo lógico sería que me hubiera mandado un enlace a ese sitio web, y no las fotos una por una...

EL CONTACTO PERSONAL

Mi esposa me sugiere, para desenmascarar definitivamente al impostor, que le proponga una cita con alguien que conozco en Peñíscola (por consiguiente, cerca de Benicarló, donde dice vivir) para que vea por nosotros la vivienda.

Es una idea buenísima, la prueba definitiva: ¿Estás en Bélgica o en Benicarló? ¿Eres quien dices ser?...

Antes de proponérselo pasan unos minutos que él puede interpretar (más tarde) como que he llamado a ese alguien conocido.

Su primera respuesta es MUY BUENA: necesita el permiso del actual inquilino. Totalmente lógico.

Entonces yo le digo que consiga ese permiso y que me avise.

Ahí se da cuenta de que puedo esperar (recordemos que el estafador siempre querrá cerrar el trato cuanto antes) y, hasta cierto punto, de que mi propuesta va en serio. No soy el tipo de víctima que le interesa.

Así que su posición se ha vuelto insostenible  pero aún le queda una baza que jugar. En un giro de tono que lo dice todo, lanza su última carta: “yo sólo trato con usted, no con amigos. Buenas noches”.

Ese "Buenas noches" no es casualidad ni educación sino que está totalmente calculado, pues contiene una gran carga emocional, un mensaje de ruptura que va directamente a la emotividad de la víctima. Es como decir: "ahí te quedas, has perdido una gran oportunidad". Y, ¿quién querría perder una gran oportunidad?.

Ahí yo, como cliente, tengo dos opciones:

A)  creer que se me escapa un chollo y rectificar, aceptando su órdago y renunciando a ver la casa, con lo cual él me ha descubierto en una situación de debilidad (la casa me corre prisa o la codicia me ciega por lo que parece una bicoca) y ahora estoy totalmente a su merced.

ó...

B)  actuar racionalmente y mantener mi postura de no llegar a ningún trato sin ver la vivienda (por persona interpuesta). Y exigiendo posteriormente otras garantías que un estafador no aceptaría o no podría cumplir.

Con su respuesta ya no quedaba ninguna duda de que era un estafador, así que ni le contesto después su despedida.

Mi esposa y yo nos miramos sonrientes y triunfantes. Hemos averiguado que era un estafador y hemos ganado la partida de ajedrez que jugábamos con él.

Por desgracia, no podemos ir más lejos, ya que se aprovecha de estar en otro país y perseguirle sería muy difícil, si no imposible, por razones legales y judiciales.

Para él, retirarse de la partida no supone un gran problema. Apenas ha perdido unos escasos minutos conmigo. Y no le va a faltar clientela. Hay miles de desgraciados incautos esperando para ser engañados...

CÓMO HABRÍA SEGUIDO LA PARTIDA

¿Qué habría pasado si yo acepto llegar a un trato sin ver la casa?

Tengo muy claro lo que ocurriría:

me habría pedido que le hiciera una transferencia por Western Union, una modalidad de envío de dinero que no deja rastro del que lo recibe. De esta forma, la estafa se habría consumado.

Para acceder al subconsciente de la víctima (yo) me había mandado al principio esa imagen con los datos del locutorio y, aparentemente de forma casual, el anagrama de Western Union incluido en él.

IMG-20150809-WA0001.jpg

“Al ser su locutorio un lugar de transferencias por Western Union, es lógico que me pida que se lo envíe por ese mismo sistema”, pensaría un incauto cliente, sin saber que está mandando su dinero a alguien que lo cobrará en Bélgica, no en Benicarló, y del que nunca sabrá nada más.

Para evitar sospechas, tal vez me habría pedido una señal, digamos 200€ ó 250€, a modo de fianza, y el resto a la entrega de las llaves en el locutorio (entrega que nunca se produciría, por supuesto). Esta es la forma habitual de proceder cuando se alquila una casa: algo por adelantado y el resto a la entrega de las llaves.

Y,  jugada maestra: puedes enviar el dinero con el móvil (ver la imagen). De esta forma puede exigirte que lo hagas efectivo ya porque si esperas a mañana buscará a otro y perderás el chollo. (En realidad, él sabe que si esperas a mañana puedes consultar con otras personas y echarte atrás).

Y así se cierra la trampa sobre la víctima y el negocio (la estafa) se acaba en una única sesión, como les gusta a los estafadores que ocurra.

Por cierto, al ser una cantidad menor de 400€ no es delito en España, sino “falta” y, por lo tanto, mucho menos punible y mucho más difícil de interesar su persecución a las autoridades.

No ignores que además el móvil con el que te contactó puede ser robado y deshacerse pronto de él.

EL FINAL

Después de pagar los 250€ (y perderlos, aunque tú todavía no lo sabes), preparas el equipaje, con todo lo que eso supone, y te pones en carretera. Haces casi 700 km (o más, dependiendo de tu origen) para llegar a un locutorio donde te dirán que ellos no tienen ninguna llave que darte y que ya eres el enésimo que va preguntando lo mismo.

Ahí te das cuenta de que has sufrido una estafa. La cara de tonto que se te queda es de antología.

Tienes a toda la familia, incluida suegra, y hasta el perro, en el coche, achicharrados de calor, esperando a que vuelvas con las llaves para conocer ese chollo de vivienda que has conseguido por internet…

Pero no existe la tal vivienda, al menos no para ti. Tienes que decírselo a todos ellos y te mueres de vergüenza por parecer tan estúpido. Más tarde lo sabrá toda la familia. ¡Horror!

Así que tenéis que alojaros en un hotel (carísimo, por ser temporada alta), suponiendo que encontréis habitaciones libres en alguno, para descansar y ganar algo de tiempo mientras que pensáis qué hacer, si volveros a vuestra tierra o gastaros un dineral pasando unos días en el hotel. Encontrar una casa para “ya”, en esos momentos, es una tarea casi imposible.

CONSEJOS:

  • Nadie da duros a cuatro pesetas.
  • No tomar decisiones precipitadas. Meditarlas con la almohada y consultar con personas de la familia y amigos de confianza. Ojo con los parientes y amigos que te llamen desconfiado: es tu dinero (y otras cosas) lo que te juegas.
  • Ante la urgencia del vendedor por cerrar el trato, siempre sospechar algo.
  • Buscar las contradicciones en el discurso y las respuestas que nos dé el presunto estafador o vendedor. Por eso es mejor consultarlo con la almohada: el subconsciente nos suele avisar de contradicciones que no son evidentes a nuestro consciente.
  • Preguntar y pedir aclaraciones de todo lo que se nos ocurra. Tratar de contrastar las respuestas con otras informaciones que podamos encontrar en internet o en otras fuentes fiables.
  • El estafador siempre tendrá explicaciones (incluso peregrinas) para todas las sospechas que le expongamos. Generalmente será una persona muy inteligente, astuta y experimentada, así que pongamos nuestra mente en guardia a la mínima sospecha.
  • Si nos llama desconfiados, mayor es su osadía y mayor debe ser la prevención. Ningún vendedor honesto se atreve a faltar al respeto a un cliente, por muy temeroso que este sea.
  • Usar algún medio de verificar fehacientemente la identidad del vendedor (contacto personal, a través de alguien de confianza, etc.). Esta suele ser “la prueba definitiva”, sin olvidar que nos pueden hacer llegar documentación falsa, etc.
  • No usar sistemas Western Union o similares para enviar dinero, ya que no dejan traza del que lo retira.


4 comentarios:

Unknown dijo...

Yo hablé con el mismo estafador por WhatsApp. Del 18 al 25 de agosto. 600 € me pedía. Me exigía hacer la transferencia por money gram de 200 € cuanto antes. No piqué pero me podia haber arruinado las vacaciones.

Escorpiuser dijo...

Desde luego que te las arruina. No por los 200€, sino por las consecuencias.

Gracias por comentar.

M.Angeles Guzman dijo...

Hola! Me ha ocurrido lo mismo pero con un piso en Aranda de Duero para el festival Sonorama. Mismo modus operandi, mismo nombre y diferente teléfono pero también "hispano belga". Y estoy segura que si os enseñara las fotos serían las mismas.

Escorpiuser dijo...

Fácil que sean las mismas.
Gracias por comentar, Mª Ángeles.